El alcalde de Granada, reprobado en un pleno cargado de reproches


El alcalde de Granada, reprobado en un pleno cargado de reproches
España // elmundo  /  RAMÓN RAMOS

Francisco Cuenca, durante el pleno en el que se aprobó su reprobación. MIGUEL RODRÍGUEZ

El PP apoya la iniciativa de Ciudadanos, mientras Podemos divide su voto e IU se abstiene y Cuenca sólo recibe el respaldo del PSOE

El pleno municipal ha aprobado la reprobación del alcalde de Granada, el socialista Francisco Cuenca, a iniciativa de Ciudadanos y con el apoyo del PP y una concejal de Podemos, dieciséis votos en total frente a los ocho del PSOE en contra y tres abstenciones, la de IU y dos ediles de Podemos.

En una sesión presidida por los reproches en todas las direcciones, la iniciativa de Ciudadanos ha salido adelante conforme a pronóstico, aunque la suma final de votos trasluce una vez más la división en el grupo de Vamos Granada-Podemos, enzarzados en una discusión interna en el salón de plenos, mientras el PP, que desde el primer momento anunció el respaldo a C's, ha acusado a la formación naranja de quedarse cortos e invitar a sus concejales a sumarse a una moción de censura, mientras desde la bancada socialista se enmarcaba la reprobación en la ambición personal del portavoz provincial de Ciudadanos, Luis Salvador, en su lucha por la dirección regional del partido.

Durante dos horas, un pleno de 'madrugón', desde la 8 de la mañana, que abrió y cerró el alcalde. En la estrategia de que la mejor defensa es un buen ataque, Cuenca abrió la sesión con el lamento por el tiempo perdido de una iniciativa que no conlleva efectos prácticos, calificando a C's como "el perro del hortelano que ni come ni deja comer" y la cerró en una larga intervención de más de media hora en la que desgranó los -a su juicio- logros del equipo de gobierno municipal en los 540 días desde que accedió a la alcaldía tras la renuncia de Torres Hurtado (PP), implicado en una investigación judicial por presunta corrupción urbanística. El prolongado alegato de Cuenca no conmovió a los partidarios de la reprobación, que votaron afirmativamente, aunque para cerrar el 'círculo' de la accidentada sesión, hubiera que repetir la votación por la paradójica ausencia momentánea de Manuel Olivares, promotor de la moción.

La reprobación se fundamenta en la imputación judicial que pesa sobre el alcalde por un caso que data de los tiempos en que ocupaba la delegación provincial de Innovación y las presuntas irregularidades en la adjudicación de contratos. Esa circunstancia de imputación es la que el PSOE ha tratado de devolver a Ciudadanos, al reprocharle que se apoye en seis concejales del PP imputados igualmente en otra investigación judicial. Cuenca declaró en diciembre y desde entonces no ha habido otra resolución judicial, aunque en seis de las ocho provincias andaluzas inmersas en la misma investigación, el caso ha sido archivado. Ciudadanos considera que el alcalde "es el peor ejemplo" para la ciudad, según ha expuesto el portavoz Manuel Olivares, que acusa a Cuenca de "pisotear el compromiso" alcanzado por el PSOE y su partido, que incluye "apartar a cualquier cargo público" investigado judicialmente por corrupción política.

A Ciudadanos todos los grupos municipales le han recordado que contribuyeron con su voto al acceso de Cuenca a la alcaldía. En ese sentido, el portavoz socialista, Baldomero Oliver, ha apuntado directamente al portavoz provincial de C's y diputado en Cortes, Luis Salvador, promotor de la iniciativa, que "ha puesto las miras en la dirección regional de su partido", más allá de los intereses de los granadinos. Oliver ha elevado el tiro: "Cuidado, Albert Rivera", augurando que el líder nacional de la formación naranja podría ser el próximo objetivo en la "ambición política" del dirigente granadino.

También la portavoz del PP, Rocío Díaz, aun reconociendo que la reprobación al alcalde está "más que justificada" debido a su falta de liderazgo, agotamiento de ideas e "inferioridad numérica de concejales", ha considerado que la iniciativa naranja es "marketing político para aliviar sus conciencias o quedar bien ante su electorado". Díaz encabeza la lista más votada y esta circunstancia gravita sobre todas las iniciativas e intervenciones de los populares. En consecuencia, el PP -que igualmente incide en la imputación del alcalde- invita a Ciudadanos a pasar "de este acto simbólico de hoy", ya que Cuenca "seguirá de alcalde y los granadinos seguirán sufriéndolo", a "una esperanza de futuro" si respaldan la moción de censura que los populares mantienen en la recámara.

Podemos, entretanto, ha dividido sus votos, en consonancia con la crisis que esta formación presenta en Granada. Una asamblea había decidido votar a favor de la reprobación. A la hora de la verdad,, su portavoz, Pilar Rivas, ha anunciado la abstención, replicada desde la propia bancada por la concejal Marta Gutiérrez, quien, en consonancia con la asamblea, ha explicado su voto afirmativo y hasta el tercer concejal, Luis de Haro, ha intervenido para presentar a Podemos como un "muro de contención del PP".

Por su parte, el portavoz municipal de IU, Francisco Puentedura, ha calificado el pleno como "un vodevil" que "los granadinos no entienden", ante la gravedad de los verdaderos problemas del Ayuntamiento. Puentedura critica la gestión de Cuenca -"ha cambiado la vara de mando por el palo de selfie'- pero, en paralelo con el PSOE, considera que el PP "está manchado por al sombra de la corrupción y deslegitimado en este mandato".



Original Article: http://www.elmundo.es/andalucia/2017/10/27/59f31242ca4741025b8b45d4.html

Comentarios