El límite de 70 km/h del protocolo de contaminación no funciona


Los motores diésel o de gasolina consumen prácticamente igual entre 60 y 90 kilómetros por hora

La velocidad en la M-30 y en las vías de acceso a Madrid en el interior de la M-40, en ambos sentidos, continúa limitada a 70 kilómetros por hora por el protocolo de medidas por alta contaminación de dióxido de nitrógeno y, además, los no residentes no pueden aparcar en la zona del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) en el horario de este servicio.

Una situación que se vive en la ciudad madrileña en muchas ocasiones con intención de reducir los alarmantes datos de contaminación, aunque la diferencia de consumo cuando se circula a 70 y a 90 no es relevante, tal y como recogen en Pyramid Consulting.

Cuando establecen este límite, lo que se intenta es bajar las emisiones contaminantes de óxidos de nitrógeno (NOx) y las de CO2. Pero hacerlo de este modo es ineficiente, ya que los datos de consumo y emisiones a distintas velocidades revelan que los turismos, estén equipados con motores diesel o propulsores de gasolina, consumen prácticamente igual entre 60 y 90 kilómetros por hora.

Velocidad y consumo

Los vehículos alcanzan su máximo consumo en primer lugar a velocidades cortas y por encima de los 90 kilómetros por hora. Entre 60 y 90 la curva consumo-velocidad es muy plana, sin apenas diferencias en los registros de consumo, que varían según la utilización más o menos adecuada del cambio de marchas para mantener las revoluciones en su nivel óptimo.

Esto quiere decir, además, dos vehículos diferentes pueden responder de manera también diferente en sus niveles de consumo, a la hora de establecer este límite. Y es que realizar un recorrido a 70 kilómetros por hora puede obligarnos a tener que reducir la marcha para que el coche no se «ahogue» y, en consecuencia, aumentar las revoluciones del motor. Esto a su vez provocará un aumento del consumo, y en consecuencia, de las emisiones.

¿Menos combustible?

El consumo va directamente relacionado con las revoluciones. Así, si el motor es de gasolina deberá oscilar entre las 2.000 y las 2.500 rpm. En el caso de los diesel, la horquilla será entre 1.500 y 2.000 rpm. Si queremos lograr el menor consumo, más allá de establecer el límite de 70 kilómetros por hora, habría que intentar circular lo máximo posible en marchas largas y a bajas revoluciones.

Así, en ciudad deberemos circular, siempre que sea posible, en cuarta o quinta marcha. Igualmente importante es mantener, en la medida de la posible, la velocidad de forma uniforme, evitando frenazos, acelerones y cambios de marcha innecesarios.



Original Article: http://www.abc.es/motor/reportajes/abci-limite-70-kilometros-hora-no-disminuye-contaminacion-201710140211_noticia.html

Comentarios