El Valencia pone a prueba su madurez y su dureza ante el Real Madrid


Bojan Dubljevic (d), del Valencia Basket./MAXIM SHIPENKOV (EFE)

El Valencia Basket recibe en la cuarta jornada de la Liga ACB al Real Madrid en un encuentro que pondrá a prueba su madurez y su dureza tras haberse estrenado en la Euroliga con una derrota el viernes en la pista del Khimki Moscow Region.

El encuentro reeditará la final de la Liga que enfrentó a ambos equipos en la pasada campaña y que permitió al Valencia proclamarse campeón de la competición por primera vez en su historia al vencer en el cuarto encuentro de la serie en la Fuente de San Luis.

Ambos son, además, dos de los cinco equipos que aún no conocen la derrota en la Liga junto al FC Barcelona Lassa, el Herbalife Gran Canaria y el Montakit Fuenlabrada.

En cualquier caso, al haber ganado sus tres primeros encuentros ligueros, el conjunto de Txus Vidorreta afronta esta cita con la mochila llena y sin urgencias,

El equipo valenciano, que dejó escapar una buena oportunidad de sorprender al equipo moscovita, regresará de Rusia esta tarde y no está previsto que haga ningún entrenamiento salvo la sesión matinal de tiro en la propia Fonteta.

Cuando arranque el duelo ante el Real Madrid habrán pasado menos de 48 horas desde que su primer encuentro europeo, lo convertirá este partido en un importante examen físico para un equipo que mantendrá las bajas de Antoine Diot, el alero Fernando San Emeterio y el ala-pívot Latavious Williams.

Sobre todo le exigirá un importante grado de madurez para aprender de la derrota de Rusia y dejarla atrás para afrontar este nuevo reto.

En la cancha del Khimki, el Valencia fió casi todas sus cartas ofensivas a la calidad del escolta estadounidense Erick Green, una opción que puede darle muchas victorias ante equipos de la parte media-baja de la ACB, pero que podría quedarse corta ante los equipos más potentes de la competición y los de la Euroliga.

El equipo valenciano necesita un mayor atrevimiento por parte del resto de jugadores de su línea exterior y también conseguir equilibrar su juego ofensivo para aumentar las canastas cerca del aro y el protagonismo de Bojan Dubljevic y Tibor Pleiss.

Además, necesita dar continuidad a la buena defensa que mostró, por ejemplo, en el arranque del tercer cuarto en la pista del Khimki. Una Fonteta llena puede ayudar en ese aspecto a dar un 'empujón' a los jugadores del conjunto valenciano.

Enfrente tendrá un equipo motivado por la derrota sufrida en la final de la pasada liga, que ha tenido un día más de descanso, pues jugó en la pista del Efes Pilsen el jueves y que tiene una plantilla mucho más costosa y larga.



Original Article: http://eldia.es/2017-10-14/deportes/31-Valencia-pone-prueba-madurez-dureza-Real-Madrid.htm

Comentarios