"Es exagerado decir que los Mossos no tienen acceso a Europol"


"Es exagerado decir que los Mossos no tienen acceso a Europol"
España // elmundo  /  PABLO R. SUANZES

l director de Europol, en el centro, en una rueda de prensa en La Haya...
l director de Europol, en el centro, en una rueda de prensa en La Haya en 2013. Rob WainwrightAFP

Robin Wainwright (Gales, 1959) lleva más de treinta años dedicado a la lucha contra el crimen. Estudió en la London School of Economics pero tras licenciarse pasó una década como analista de inteligencia y en labores antiterroristas. En 2009 fue nombrado director de Europol,la Oficina Europea de Policía, y a La Haya llevó su experiencia y la forma de trabajar británica en la materia. Recibe a El Mundo en su cuartel general y elogia el nivel de los cuerpos y fuerzas de seguridad españoles, "entre los mejores del mundo", y defiende el modelo de integración de los mismos en su organización. Cree que "el flujo de información" entre las diferentes policías españolas, incluyendo los Mosos, y su departamento fue ejemplar tras los atentados de Barcelona y Cambrils, y ahora lo usa como ejemplo ante otros Estados Miembros: "deberíais hacer como hizo España".

Cuando hay una atentado como el de Barcelona, ¿cómo reacciona Europol?
Tristemente, este año hemos tenido ya 25 incidentes terroristas, y si miras a los años anteriores son muchos más y muy serios. Europol ha sido muy activa dando apoyo antiterrorista durante dos décadas pero los últimos tres años lo hemos intensificado. ¿Cómo nos enteramos de un atentado? En la era de los medios, a través de ellos, por su puesto. Una de nuestras fortalezas es que tenemos 200 oficiales de enlace en nuestra sede, representando a los Estados Miembros y a otros, como EEUU. Es una red que podemos movilizar inmediatamente. Y hay una estructura para monitorizar incidentes las 24 horas del día en toda Europa. Se empieza ofreciendo apoyo a las autoridades nacionales si no lo han pedido ellas antes.
¿Quién es su interlocutor?
Para cada país, pongamos España como ejemplo, tenemos una única unidad que coordina en todos los aspectos: drogas, mafias, terrorismo, etc. Por eficiencia en la organización sólo hay una oficina de enlace, y en España es la Policía Nacional. Son unidades que están formadas por múltiples agencias y fuerzas policiales, como la Guardia Civil pero también los Mossos, que están representados.
Tras los atentados de Barcelona hubo polémica. Algunos sostenían que los Mossos no tienen un acceso adecuado a la estructura e información de Europol. ¿Es así?
No, es una exageración. Los Mossos tienen acceso a todas las capacidades de Europol vía Madrid. ¿Acceso directo? No, no lo tienen, pero cuando vemos lo que ocurrió en la respuesta a los ataques de Barcelona se ve que no importa. El flujo de información fue así [chisca los dedos]. De hecho, el flujo de información y la cooperación entre todas las unidades de España, incluyendo los Mossos, con Europol, fue mejor que en la mayoría de los incidentes terroristas que hemos tenido en Europa en los últimos años. Es uno de los mejores ejemplos que uso hora para ilustrar a otros Estados Miembros, les digo: 'deberíais hacer como hizo España', en términos de integrar los esfuerzos nacionales y tener un buen flujo de información con Europa.
¿Cómo hacen otros países?
En cada país es diferente y cada uno debe escoger su sistema interno. Mire EEUU. Aquí están el FBI, Seguridad Nacional, Departamento de Policía de NY, 10 o 12 agencias. Pero EEUU es muy grande y tiene una comunidad de seguridad muy grande. Reino Unido, cuatro o cinco. España tiene a la Policía Nacional, Guardia Civil. Hay diversos representantes. La decisión es de España, pero en el contexto de lo que vi en Barcelona, se puede decir que [ahora] funciona bastante bien.
¿Tienen los Mossos acceso a la misma información que el resto de cuerpos?
Sí. Vía Madrid, claro, pero sí.
¿Podría España dar más acceso a información a los Mossos si no fuera a través de la Policía Nacional?
Es posible tener accesos regionales. Nuestro sistema se llama Siena. Esta semana hemos llegado al miembro número 1.000 de esa red, cuerpos y agencias nacionales o regionales, unidades especiales de toda Europa o países como EEUU o Noruega. Es una plataforma muy dinámica que intercambia millones de datos y busca conexiones, un sistema muy poderoso. Algunos países como Francia, Alemania, Reino Unido tienen terminales Siena no sólo en la capital. Son decisiones en función de sus sistemas y particularidades. Toda la información que se intercambia, también a nivel regional, se hace técnicamente a través de las unidades nacionales y siempre la ven y reciben las unidades nacionales. Si no, sería un caos. Sería posible lo que usted pregunta, pero España ha optado por un sistema y yo creo que funciona bastante bien.
¿Le preocupa la situación actual en España? Que haya riesgos para la seguridad si los cuerpos policiales se enfrentan.
Es un asunto interno de España. Lo que puedo decir es que España tiene uno de los cuerpos de seguridad más sofisticados y capaces del mundo, no hay ninguna duda. Especialmente en lucha antiterrorista por el triste pasado que tiene el país. Tengo una fuerte confianza en España en lo que respecta a seguridad, así que no estoy preocupado.
Si no eres parte de la UE, el acceso a Europol es diferente.
Sólo los Estados Miembros tienen acceso directo a nuestras bases de datos. EEUU lo tiene, pero a través de nuestros funcionarios, a los que les pueden pedir que hagan búsquedas. Sólo los miembros pueden tener personal permanente aquí y silla en la junta de Gobierno de Europol o recibir nuestros fondos para proyectos, algo importante sobre todo en países pequeños cuyos cuerpos de seguridad tienen menos recursos. Hay muchas diferencias entre ser miembros y asociados. Hay buena cooperación, sin duda, les damos buen servicio en términos operativos, pero hay diferencias. En el caso de Brexit, el estatus de Reino Unido sin duda cambiará. Pero no sé qué condiciones tendrá.
¿Está contemplado en los estatutos de Europol qué ocurriría si una región se independiza? Brexit está en los Tratados, eso no.
No, no hay nada en la regulación. Habría que regirse por lo que decidieran en Bruselas.
Hay mucha preocupación en Europa, atentados, mafias, ciberataques. ¿Cuán seguros estamos?
No hay respuesta correcta a esa pregunta. Estamos menos seguros que hace tres años por las amenazas terroristas, pero afortunadamente la proporción de víctimas respecto a la población es todavía baja.
¿Cuál es la peor amenaza?
No podemos ignorar lo que ha ocurrido en los últimos años desde el punto de vista terrorista. Es una amenaza compleja, con los que regresan de Irak o Siria y han sido entrenados en algunos casos para llevar a cabo atentados espectaculares. Pero también hay miles de individuos radicalizados en varios países europeos que pueden alquilar un camión y matar 85 personas, como vimos en Niza. Y otro amplio grupo que opera casi de forma aleatoria y que es muy difícil de localizar y frenar para la Policía. Es una situación muy seria, la más seria para Europa en estos 20 años. Está claro que para algunos países, como España o Reino Unido, ha habido momentos peores a nivel nacional en las últimas décadas, pero para Europa es el momento más peligroso sin duda desde el 11-S.
En 2016 le preocupaban mucho los que regresaban del Califato y que hubiera ataques químicos, secuestros. Pero luego los patrones cambiaron a camiones y cuchillos. ¿Qué les parece más preocupante ahora?
Los segundos. Porque son muchos, porque ya están aquí, radicalizados, y por la forma en que los líderes de Estado Islámico les empujan a actuar. Les dicen en sus vídeos que maten policías con pistolas, o cuchillos o vehículos. Una forma simple y brutal de terrorismo de la que es difícil defenderse. Los grandes atentados son una parte todavía importante del problema pero hemos trabajado muy duro, en bloque en Europa, para que sea mucho más difícil que los cometan. La cifra de los que se van a Siria es casi cero, muchos han muerto y los que han vuelto son menos de lo esperado. Es una amenaza algo menor en esto momento, pero está ahí. Y tenemos a Al Qaeda de fondo. Hay muchos elementos para tener preocupados
Qué cifras manejan ustedes de radicales y yihadistas.
No hay una exacta. Ha habido 25 incidentes este año. Tenemos constancia de decenas de miles, el número de radicales en Europa está en esas magnitudes. Probablemente más de 50.000 y menos de 100.000, no lo sé. Pero en diferentes categorías, unos suponen amenazas más serias que otros. El número de realmente serios es mucho más bajo, menos de 10.000 en total, pero es un número enorme. Los servicios de inteligencia en Europa tienen mucha experiencia y habilidades, son de los mejores del mundo en esto, y aun así es posible quedar fuera del radar, como en Barcelona, porque los terroristas también aprenden a esconderse.
¿Qué opina sobre el uso de bolardos y otras medidas preventivas?
El terrorismo es algo multidimensional, no basta con hacer que sea más difícil atacar algunas ubicaciones. Entiendo el argumento [de que instalar bolardos y otras medidas es una derrota]. La respuesta de Israel frente al terrorismo ha sido impresionante, pero no creo que sea la respuesta correcta para Europa. Debe haber límites. Mucha gente me pregunta si deberíamos acabar con Schengen y reinstaurar los controles internos. Si lo hiciéramos ayudaría un poco al trabajo policial, claro, sería más difícil para los terroristas moverse, pero eso cambiaría del todo Europa, la libertad de los ciudadanos, nuestra forma de vida. Hay límites. Pero al tiempo hay medidas prácticas de seguridad. Algunos dicen que los bolardos o no poder llevar champú en la maleta de mano es una victoria de los terroristas, pero no es así.
Ciberataques y cibersecuestros proliferan. ¿Estamos listos?
El caso de Wannacry me sorprendió. El número de empresas, cientos de miles o decenas de miles que fueron pilladas por un ataque tan simple, algunas de las multinacionales más grandes. No estamos listos, de hecho no hemos hecho cosas básicas. El sector bancario seguramente sí, los estándares son más altos. Pero otros sectores tienen que hacer más.

Comentarios