La fiscal a Ignacio González: “¿Por qué apareció su tarjeta en un sobre con billetes de 500 euros?”


La fiscal a Ignacio González: "¿Por qué apareció su tarjeta en un sobre con billetes de 500 euros?"
Portada de EL PAÍS  /  José Antonio Hernández, Elena G. Sevillano

El expresidente de Madrid Ignacio González se autoexculpó ante el juez Eloy Velasco de la compra por parte del Canal de Isabel II de la firma brasileña Emissao por casi cinco veces su valor y señaló que no tiene dinero oculto ni sociedades opacas en el extranjero. EL PAÍS ha tenido acceso a los audios de su declaración ante el juez tras ser detenido el pasado mes de abril dentro de la operación Lezo. La Guardia Civil investiga comisiones derivadas de la compra de Emissao.

"No tengo ninguna cuenta fuera ni tengo sociedades fuera", responde González a la fiscal Carmen García, que le pregunta si tiene con su mujer alguna cantidad ahorrada y no declarada o si guarda dinero en terceros países. González se muestra nervioso en su comparecencia, y responde a las preguntas señalando que él no tomó ninguna de las decisiones que llevaron a ruinosa compra de la empresa brasileña Emissao.

La fiscal Anticorrupción al expresidente: "Este señor le ha entregado dinero?" "Jamás", responde González

La fiscal del caso también pregunta a González si conoce a Luis Vicente Moro, exdelegado del Gobierno en Ceuta e inculpado en Lezo. Este contesta que sí, de la época en la que él era secretario de Estado. La fiscal entonces le dice que en un registro le han encontrado sobres con dinero, billetes de 500 euros "con anotaciones como si correspondiesen al pago de comisiones". Y añade: "Ahí aparece su tarjeta". "¿La mía?", se oye a González justo antes de que la fiscal pregunte: "Este señor le ha entregado dinero?" "Jamás", responde el expresidente.

Luis Vicente Moro es una de las personas de confianza de Ignacio González, a la que llama en otra de las grabaciones ordenadas por el juez para expresarle su preocupación porque cree que la Fiscalía Anticorrupción y la Guardia Civil le están siguiendo los pasos. En ella le pide a Moro que "envíe a sus chicos" en busca de información sobre el proceso penal ("porque esto ya se pasa de castaño a oscuro", agrega). Quiere información y que trate de frenar noticias periodísticas sobre el Canal. Ignacio no precisa a qué chicos se refiere, aunque conviene con Moro en "actuar con discreción".

"Iba solo un día a la semana al Canal"

"Nosotros llegamos a finales de 2003", dice sobre la gestión del Canal de Isabel II, de la que prácticamente se desvincula: "Tenía alguna función ejecutiva, pero las menos, porque las funciones ejecutivas estaban en el director gerente y luego en el consejo de administración y en los consejos de las distintas empresas participadas", señala. De hecho, afirma que apenas iba por allí un día a la semana: "Mi asistencia al canal era un día a la semana, los miércoles por la mañana, cuando había consejo de administración para presidirlo".

Inassa, la empresa que en el año 2013 se usó para comprar la sociedad brasileña Emissao "ya estaba cuando nosotros llegamos", señala González a preguntas sobre la estructura societaria del Canal en Latinoamérica. El anterior responsable del Canal de Isabel II fue el gobierno de Alberto Ruiz-Gallardón. "No sabíamos realmente cómo estaba aquello", añade González, que indica también que se envió al director gerente a visitarlo. Ese director gerente era Ildefonso de Miguel.

González asegura también sobre Inassa que era "una empresa sin seguimiento directo por parte del Canal" y que había "problemas de gestión allí", por lo que "se planteó la necesidad de poner gente que efectivamente se dedicase a un grupo tan importante": Se nombraron consejeros, añade, que realmente "fueran desempeñar sus funciones de manera regular y constante".

"¿Tuvo usted conocimiento de las inversiones de Inassa en Latinoamérica?", le pregunta la fiscal, a lo que González responde que él despachaba con el director general, y también a veces con el presidente de Inassa, pero que no entraba en los detalles ni tenía capacidad de decisión. 

En una de las grabaciones autorizadas por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco Ignacio González define como "pelotazo" la compra de la firma colombiana Inassa en 2001 por parte del Canal de Isabel II, entonces en manos del gobierno de Ruiz-Gallardón. Inassa, matriz de los negocios del Canal en Sudamérica, fue adquirida por casi 100 millones, cuatro veces más del precio de venta que tenía fijado solo dos meses antes. 

El controvertido campo del Golf

El primer interrogatorio a González incluye preguntas sobre otras operaciones muy controvertidas del Canal de Isabel II, como la construcción y gestión de un campo de golf en unos codiciados terrenos del madrileño barrio de Chamberí. La gestión acabó, según los investigadores, en manos del hermano de González. Él niega en todo momento conocer a los empresarios que ganaron el concurso.

La fiscal le pregunta también por un préstamo que recibió de su padre, y que los investigadores creen que en realidad era dinero negro que trataba de aflorar camuflándolo como préstamo familiar. Una vez más, González lo niega. "Yo pedí ese dinero para hacer frente a un pago", asegura. "Firmé un acuerdo con mi padre y me hizo una transferencia bancaria. Mi hermano me dijo que para no tener líos era mejor así", añade.

En su declaración ante al juez, el expresidente se desentiende de todas las imputaciones que le hace el fiscal sobre precios inflados en contratas públicas de la Comunidad. El fiscal le pregunta, en concreto, sobre un amaño económico entre la empresa informática de la Comunidad (ICM), dependiente de su gobierno, y la multincional Indra para el desarrollo de una aplicación informática destinada a unas elecciones autonómicas celebradas en Madrid.

La agencia informática

Sostiene el fiscal en el interrogatorio que, tras la salida de Francisco Granados de la secretaria general del PP de Madrid, Ignacio González habló con el gerente de ICM, José Martínez Nicolás, y le pidió que buscase un millón de euros porque Granados había dejado vacía la caja del partido. Y que ese dinero se obtuvo de ICM tras inflar contratos con Indra y todo ello en virtud de gestiones de Martínez Nicolás, su hombre de confianza en la agencia pública ICM, con sus contactos en Indra. González, muy escueto en su declaración, se limitó a decir que conocía a Martínez Nicolás de "cuando iban [por la Comunidad] a cambiar los sistemas informáticas. Pero yo no llevaba la contratación ni me han dado sobres para el partido", señaló.

También señala, con tono esquivo, que apenas sí tenía relación con Beltrán Gutiérrez, el gerente del PP de Madrid y la persona que llevaba las cuentas. La Guardia Civil descubrió un pen drive en el que figura la financiación ilegal con dinero b que supuestamente ha recibido el PP de Madrid en los últimos lustros. Beltrán era su persona de confianza.



Original Article: https://elpais.com/politica/2017/10/18/actualidad/1508338354_620468.html#?ref=rss&format=simple&link=link

Comentarios