Los Mossos incluyen a su unidad de élite en la escolta de Puigdemont


Los Mossos incluyen a su unidad de élite en la escolta de Puigdemont
España // elmundo  /  JAVIER OMS

El president, Carles Puigdemont, y el mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, en abril pasado A. MORENO

El president y Junqueras cuentan desde hace semanas con medidas de contravigilancia

El incremento de la tensión en Cataluña desde el 1-O ha hecho que los técnicos del Área de Escoltas de los Mossos d'Esquadra eleven, en paralelo, las medidas de seguridad de miembros del Govern. El protocolo, con las figuras de Carles Puigdemont y Oriol Junqueras como epicentro, ha sido diseñado para evitar cualquier incidente inesperado, como podría ser un intento de agresión de algún exaltado por el actual momento de confrontación política. Según fuentes policiales, ningún agente ha recibido instrucciones para intervenir en caso de que miembros de la Policía Nacional o la Guardia Civil actúen contra un miembro del ejecutivo catalán por orden de un juez.

Puigdemont es quien cuenta, por razones obvias, con las mayores medidas de seguridad extraordinarias. La de más calado es la presencia, desde hace aproximadamente tres semanas, de un número variable de agentes del Grup Especial d'Intervenció (GEI) -el GEO de los Mossos- en la caravana de media docena de escoltas que acompañan de forma habitual al president.

Los policías de élite acompañan al president en vehículos separados en cualquiera de sus desplazamientos en lo que se conoce como «protección de la cápsula», en esencia garantizar que Puigdemont llega sin problemas a su destino. Según han confirmado dos fuentes distintas -una policial y otra del Govern- el president mantiene dentro de lo posible sus rutinas y sigue residiendo en su casa en Sant Julià de Ramis (Girona), con breves estancias que no superan el par de noches en la Casa dels Canonges del Palau de la Generalitat, la residencia temporal de los presidentes. Su movilidad hace que el dispositivo esté preparado para actuar «a reacción» ante cualquier imprevisto en los múltiples traslados que realiza, según las mismas fuentes. Durante las noches se mantiene la vigilancia habitual, con agentes de seguridad ciudadana de guardia en ante el domicilio del president o en el Palau.

En el caso del vicepresidente, Oriol Junqueras, el incremento en la seguridad no incluye a la unidad de élite de los Mossos. Sí se ha elevado el número de escoltas que le acompañan de forma rutinaria. Según fuentes conocedoras del dispositivo, los Mossos han activado también medidas de contravigilancia para prevenir cualquier incidente, además de identificar seguimientos imprevistos. El incremento se ha notado también en su municipio, Sant Vicenç dels Horts (Barcelona) donde desde hace semanas los Mossos han reforzado su presencia de forma discreta.

El aumento en las medidas de seguridad también se aplica a figuras que, aunque no forman parte del consell, sí se han erigido en protagonistas de la tensión política. Es el caso del mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, quien también ha visto como la Unidad de Escoltas ha elevado de forma sensible en los últimos días su protección ante cualquier imprevisto.

El dispositivo preparado por los Mossos no incluye a todos los protagonistas del procés. El ex president de la Generalitat Artur Mas no ha visto elevado el número de policías que le acompañan en su condición de ex mandatario. Según explican fuentes de su oficina, Mas trabaja con la misma seguridad habitual, la cual sólo se incrementa cuando acude a grandes movilizaciones.



Original Article: http://www.elmundo.es/cataluna/2017/10/19/59e7a7fc268e3e82298b485f.html

Comentarios